Base logística

Año: 2022
Localización: Pescara
Producto: paneles en fibra de poliéster  JustFiber
Marca: Acoustic Lab

Como reducir el ruido en una base logística

El ruido en una base logística y, en general, en todos los grandes espacios industriales se puede definir como un problema real de contaminación acústica.

El funcionamiento y movimiento de maquinaria, la carga y descarga de mercancías, entrada y salida, generan una reverberación continua y conducen a la difusión de un ruido de fondo que no solo contamina a nivel sonoro el ambiente, sino que perturba el trabajo de todos los trabajadores.

En estos casos es necesaria una intervención acústica para reducir y gestionar mejor la reverberación y los ecos que se multiplican en estos ambientes, mediante la instalación de superficies capaces de captarlos y reducir su intensidad, alcanzando así un buen nivel de confort acústico.

El proyecto de un gran establecimiento dedicado al almacenamiento y distribución de mercancías en la provincia de Pescara representa un perfecto ejemplo de cómo se gestionó y solucionó el problema del ruido en una base logística.

Los grandes tamaños a cubrir, las frecuencias sonoras a absorber, la reverberación a reducir y un estilo arquitectónico industrial llevaron a la elección de utilizar paneles con excelentes prestaciones técnicas.

En este proyecto se instalaron los paneles JustiFiber de Acoustic Lab en fibra de poliéster reciclado y reciclable, un producto sencillo y económico, pero extraordinario desde el punto de vista de las cualidades acústicas.

Se eligieron los paneles JustFiber de forma hexagonal suspendidos del techo, que dieron vida a un verdadero falso techo capaz de absorber y amortiguar todos los reflejos sonoros y ruidos provenientes de las distintas actividades de almacenamiento.

Los paneles JustFiber son adecuados para proyectos de gran volumen, donde es necesario instalar una gran cantidad de material acústico económico con prestaciones acústicas notables.

Se trata de paneles de fibra de poliéster que tienen una estructura semirrígida de 40 mm de espesor que permite absorber mejor las frecuencias del sonido, reduciendo así la reverberación en las salas.

En la base logística de Pescara, los paneles blancos y de forma hexagonal cubrieron toda una nave dando una impresión estética original al espacio y representando un importante ejemplo de cómo mejorar la acústica en los centros logísticos.

Para solicitar un presupuesto y obtener más información sobre los siguientes productos: